Split

Split es una ciudad situada al sur de Croacia en el mar Adriático. Cuenta con una población de 178.000 habitantes. La Unesco declaró la ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1979.

Split suele ser una ciudad típica de cruceros, por lo que mucha gente tan solo dispone de unas horas para visitarla. En cualquier caso, no es una ciudad muy grande por lo que puede verse al completo en uno o dos días. Frente al puerto y junto a la estación de autobuses (Autobusni kolodvor) hay muchos sitios que ofrecen taquillas para dejar las maletas durante unas horas o un día al completo 

La ciudad creció alrededor de la casa de descanso del emperador romano Diocleciano, quien nació cerca de allí en el año 245 d. C. 

¿Qué ver en Split?

El alma de Split hoy en día es el Palacio de Diocleciano (Dioklecijanova palača), de forma rectangular y construido mayormente en mármol. El centro del mismo se encuentra en el llamado Peristilo, el patio interior del palacio.

split palacio diocleciano

Dentro del Palacio encontramos varias atracciones de pago a las que se puede acceder a través de alguna de sus cuatro puertas: puerta de oro, puerta de plata, puerta de bronce y puerta de plata. Un sencillo truco para evitar perderse en el palacio, bastante obvio, es que las calles que van hacia abajo acaban en el mar y las que suben se alejan del mismo.

En primer lugar tenemos el mausoleo de Diocleciano, hoy en día Catedral de San Duje (Katedrala Svetog Dujma). La Catedral de Split tiene como emblema su Torre (Bell Tower), a la que subimos por 20 kunas (3€ aproximadamente) y desde la cual se puede ver toda la ciudad. No obstante, las vistas no son espectaculares ya que lo más bonito de Split es el palacio y dicha torre que, obviamente, no se puede ver desde la propia torre. Aún así, es un precio relativamente asequible y que merece la pena en nuestra opinión.

Vistas de Split desde la Torre de la Catedral
que visitar en split croacia catedralsplit croacia torre

También entramos en la cripta, ubicada bajo el mausoleo, y que tan solo cuesta 10 kunas. Es bastante pequeña y en ella hay una miniatura de la Virgen a la que la gente escribe notas y cartas con sus deseos.

El palacio contaba con varios templos, de los cuales en la actualidad solo queda el Templo de Júpiter. Este templo no se encuentra en el Peristilo, sino que hay que callejear un poco para encontrarlo. Desde hace siglos, el nombre se cambió a Baptisterio de San Juan. Algo importante en lo que fijarse es en la esfinge ubicada en el exterior del templo. Esta esfinge egipcia, con la cabeza un tanto destruida, junto con la otra esfinge ubicada en el Peristilo fueron traídas desde Egipto por petición expresa de Diocleciano.

En los sótanos del Palacio ahora se pueden comprar souvenires y diversas joyas y artesanías dálmatas.

Otro atractivo turístico se encuentra cerca de la Puerta de Oro, al norte del palacio. Se trata de la Estatua de Grgur Ninski (Gregorio de Nin), un obispo que se hizo famoso por oponerse a la iglesia y al papa. Se dice que si le tocas el dedo gordo del pie, puedes pedir un deseo que se cumplirá. Junto a la estatua hay una de las fuentes más fresquitas de la ciudad, siempre oportuna en verano cuando el calor aprieta.


split croacia estatua

También dentro del palacio se encuentran dos plazas muy conocidas. La primera es la Narodni Trg, principal plaza de la ciudad presidida por la torre del reloj. La segunda es la Trg Brace Radic (Plaza de los hermanos Radic) presidida por la estatua de Marko Marulić, poeta local del siglo XV. En esta plaza está supuestamente la casa que mejor tipo de cambio ofrece para cambiar euros por kunas.

Fuera del recinto del Palacio, es recomendable dar una vuelta por el Mercado de pescado, el cual no es muy grande y está compuesto en su totalidad por distintos tipos de pescados de la zona; y por el Mercado verde (Green Market), ubicado entre la estación de autobuses y el palacio, donde se venden frutas, verduras aunque también hay algunos puestos de souvenires.

Un mirador natural y gratis. Antes comentábamos que la Bell Tower ofrecía unas vistas de la ciudad pero no del palacio, existe un mirador al que se puede subir andando y desde el que se puede ver la ciudad al completo y el puerto. Se puede llegar de dos maneras, una por la calle escalonada Senjska Ul. que parte desde el centro, y la otra desde el paseo marítimo, el cual comentaremos más adelante, unas escaleras sin calle que nacen de la calle Marasovića. Ambos caminos os llevarán a un bar llamado Vidilica, desde el cual se ve todo Split.


Más alternativas

Cerca de la estación de autobuses de Split (que está enfrente, por cierto, del puerto) se encuentra la Playa de Bačvice. Esta es de arena y por la noche tiene mucho ambiente debido a los pubs que hay en la misma playa. Por esta misma razón, la playa está muy descuidada y sucia por el día, llena de colillas, paquetes de tabaco incluso algún que otro calcetín en el mar. Una pena. A pesar de ello, dado que es la más cercana a la ciudad, es habitual que en verano esté siempre llena.

Por último, en dirección contraria a la playa, se puede dar otro agradable paseo por el famoso paseo marítimo conocido como Riva en el cual se encuentran varias bares y restaurantes para tomar algo al aire libre. Como curiosidad, en este paseo hay varias insignias en el suelo de medallistas olímpicos. Y es que Split es la ciudad con más medallistas olímpicos por habitante del mundo.


Museos

El más famoso es el Museo Arqueológico de Split, el más antiguo del país. Otro museo bastante visitado que se encuentra dentro del palacio es el Museo Etnográfico, el cual muestra los trajes típicos de Dalmacia. 

Excursiones

En caso de que pases varios días en Split, es recomendable dedicarle un día a Trogir. Trogir es un pueblo de 10.800 habitantes que se encuentra sobre una pequeña isla, a 27 km al oeste de Split y al que se puede llegar en bus o por barco, ambos en media hora. El bus cuesta 20 kunas y el barco 24 kunas. Dado que el aeropuerto de Split está al lado de Trogir, también hay un autobús urbano que recorre el trayecto Split-Aeropuerto de Split-Trogir, que cuesta 25 kunas aproximadamente pero que tarda 1 hora en llegar a Split. Eso sí, se puede comprar en el mismo bus, no hace falta comprarlo con antelación.

Desde 1997, el centro histórico de Trogir ha sido incluido en la lista de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

¿Qué ver en Trogir?

Siguiendo el paseo paralelo al mar y al centro histórico mencionado anteriormente se llega a la Fortaleza Kamerlengo (Kaštel Kamerlengo). Está situada en el extremo oeste del islote formado por Trogir. Fue construida por los venecianos a mitades del siglo XV, como base defensiva. La palabra Kamerlengo (en italiano camarlengo) se refiere al título de un funcionario administrativo de Venecia. En su momento (ahora ya no) estaba unida a la Torre de San Marcos, situada en el noroeste del islote de Trogir.

El otro principal monumento de Trogir, ya dentro del casco antiguo, es la Catedral de San Lorenzo (Trogirska katedrala sv. Lovre), terminada de construir en 1589, en la que hay que pagar para entrar.






No hay comentarios:

Publicar un comentario