Oxford

Cuando oímos hablar de Oxford, sin duda alguna a todos nos viene a la cabeza la Universidad de Oxford, y es que esta ciudad de 150.000 habitantes situada en el condado de Oxfordshire ostenta el honor de albergar la universidad más antigua de Reino Unido y la quinta del mundo.

Su cercanía a Londres, hace que esta ciudad universitaria sea un destino típico para excursiones de un día. Está a casi 100 kilómetros de la capital y se puede llegar en tren (normalmente desde Paddington) en 1 hora y cuarto más o menos, y en autobús (normalmente desde London Victoria) en algo más de tiempo que en tren. También se puede ir en coche pero, según nos dijeron, es algo complicado aparcar en Oxford por lo que si se puede evitar, mejor.

¿Qué ver en Oxford?

Nada más entrar en el centro, nos daremos cuenta de que estamos en una ciudad encantadora. En verano se llena de turistas y, si tenéis suerte y sale el sol, toma un ambiente ideal para pasar un día en ella.

Lo más famoso de la ciudad son los Colleges o residencias universitarias vinculadas a la universidad. Ante la cantidad de estudiantes que recibe la ciudad cada año, es normal que haya muchas residencias donde acoger a los estudiantes, concretamente hasta 38 Colleges se pueden ver en Oxford.

De todos ellos, el primero que veremos será el Christ Church College, el más grande de la ciudad. Tras pasar por unos jardines muy bonitos 
–los cuales supuestamente inspiraron a Lewis Carroll para su libro "Alicia en el País de las Maravillas"–, entraremos en el interior de la residencia, donde visitaremos varios sitios singulares. En primer lugar, la catedral, la más pequeña de Inglaterra. Sí, este College posee una catedral en su interior, la Christ Church Cathedral, hecho que lo convierte en el único en el mundo en poseer una entre sus instalaciones. Además, el College también cuenta con la Christ Church Picture Gallery, una galería compuesta por pinturas de Leonardo da Vinci, Michelangelo, Albrecht Dürer, Raphael y Rubens, entre otros.
Aparte de la catedral, el plato fuerte de la residencia es el Great Hall, que es nada más y nada menos que el escenario en el que se grabó el Gran Comedor de Harry Potter! Para los amantes de los libros del mago, cabe destacar que en Oxford existen varios lugares en los que se filmaron algunas escenas de las películas.

Eso sí, no te lo esperes que el Great Hall es tan grande como se muestra en las películas, ya que es más bien pequeño, aunque el ambiente es muy similar. Lo importante al visitarlo es organizarse bien con los horarios, pues el Hall solo se puede ver de 14:15 a 16:00 (ya que antes es utilizado por los propios estudiantes del College). El precio es de 9 libras, 8 para estudiantes.
Los horarios varían dependiendo de los días y la época del año, podéis verlo en su página web.

oxford inglaterra harry potter

Como la ciudad es considerablemente pequeña, las posibilidades de itinerarios son múltiples, por lo que no tenéis por qué seguir el orden que os recomendamos aquí; de hecho, el orden al final lo marcará el escaso horario para visitas que tienen algunos Colleges.

A continuación iremos a ver la Radcliffe Square. Esta plaza peatonal queda presidida por la imponente Radcliffe Camera, una sala de lectura de planta circular y estilo paladiano, a la que solamente pueden acceder los estudiantes de la universidad, por lo que no está abierta al público. El nombre hace honor a John Radcliffe, médico de los reyes Guillermo III y María II y que estudió en la Universidad de Oxford. Además, cuando falleció, gran parte de sus bienes fueron donados a la universidad.

A un lado de la plaza se verá la torre de la iglesia de St Mary the Virgin y en el lado opuesto, la Bodleian Library.
Esta biblioteca forma parte también de la Universidad, y en ella se llevan a cabo numerosos estudios de investigación. El nombre proviene de Thomas Bodley, quien proporcionó una gran cantidad de libros a la biblioteca en su inauguración en 1602. Hoy en día tiene más de 4 millones de libros y, cómo no, ha sido escenario de la Biblioteca de Hogwarts en las películas de Harry Potter. Se puede visitar gratuitamente el patio interior mientras que la biblioteca en sí es de pago.
Justo anexo a la biblioteca se encuentra el llamado Divinity School, un edificio del siglo XV de la Universidad en el que antaño se realizaban clases y exámenes orales de teología. Realmente impresionante es el techo gótico construido en 1480 con escudos de armas de gente que contribuyó económicamente. Es posible que os suene pues es el escenario de la enfermería de Hogwarts en Harry Potter.

bodleian library oxford inglaterra
Existen varios tours para visitar la Bodleian Library y el Divinity School, dependiendo del precio y duración. En verano se suelen llenar rápidamente por lo que lo mejor es que vayáis a primera hora y reservéis un horario, por si luego no quedaran plazas. Esto es porque no se puede visitar la biblioteca libremente, ha de ser siempre con un guía como parte de un tour. Media hora, £6; una hora, £8; 90 minutos, £14.

Sin guía, únicamente se puede visitar el Divinity School, por tan solo £1, o £2,5 con audioguía.



También en la Radcliffe Square, justo frente a la Radcliffe Camera, vemos el impresionante All Souls College, aunque no se puede acceder desde la plaza ya que la entrada está en la calle High Street. Especialmente llamativas son las torres góticas “Hawksmoor Towers” y el reloj solar construido por el célebre arquitecto Christopher Wren sobre la fachada de la Codrington Library en 1658, durante su estancia en el colegio.

oxford college

Es uno de los colegios más elitistas y ricos y algo que nos llamó mucho la atención es la dificultad de acceso al colegio. Antiguamente, los estudiantes que querían alojarse en él, debían aprobar un examen de tan solo una pregunta. El examen constaba tan solo de una palabra, tipo “milagro” o “agua”, sobre la que el alumno debía escribir una especie de ensayo. En este enlace tenéis la lista de las palabras de cada año, para los que tengan curiosidad.

A partir de 2010 el formato cambió y ahora consta de cuatro papeles (2 generales y 2 específicos) de 3 horas de duración cada uno. En las hojas generales habrá, por ejemplo, preguntas del estilo “¿Puedes amar a alguien si no le respetas?” o “¿Por qué África ha obrado tan mal económicamente?”. Por algo es considerado por algunos como el examen más difícil del mundo.
Al año entran únicamente 1 ó 2 alumnos de nuevo ingreso de entre unos 50 candidatos, los cuales se convierten automáticamente en miembros de la junta que lleva el colegio y en el que pueden estar hasta 7 años, pagando nada más y nada menos que un estipendio de unas 15.000 libras anuales.

Se puede entrar gratis únicamente de 14 a 16h y solo se pueden visitar la capilla y el jardín principal.

oxford inglaterra turismo
Patio del All Souls College con la Radcliffe Camera al fondo

Muy cerca de estos últimos edificios, habremos pasado seguro por el Sheldonian Theatre, donde se llevan a cabo diversos actos y ceremonias de la Universidad de Oxford, además de conciertos. De hecho, el mismísimo compositor alemán Händel dio aquí conciertos de órgano. Sus orígenes se remontan a 1664 y el diseño es también obra de Christopher Wren, arquitecto que os mencionamos anteriormente en el All Souls College. Sin embargo el teatro lleva el nombre de Gilbert Sheldon, el que fuera rector de la Universidad en aquella época.
El edificio tiene dos fachadas bien distintas, una plana frontal y otra circular que es la más famosa y que se ve desde la calle Broad Street, junto al Museum of the History of Science.

oxford inglaterra turismo

También, en esa misma zona, se encuentra el Hertford Bridge, comúnmente llamado como The Bridge of Sighs (el puente de los suspiros) por su parecido al de Venecia, y que conecta el Hertford College con la Bodleian Library y el Sheldonian Theatre. Sin duda, es una de las imágenes más famosas de la ciudad.

oxford puente de los suspiros

Un último colegio que visitamos fue el Balliol College, por un precio de £2 los adultos, £1 los estudiantes. Lo especial de esta residencia es que es la más antigua de Oxford, y que data de 1263, cuando se caracterizaba por acoger a estudiantes con dificultades económicas, cosa que fue cambiando con el paso de los años.
El recorrido comienza en el jardín principal y finaliza en el Hall, solo visitable de 14 a 16h, y bastante parecido al comedor del Christ Church College, aunque quizás no tan espectacular si has visitado primero el otro.

Una vez hayáis visto todo esto, es buena ocasión para subir a la Carfax Tower, del siglo XIII y con 23 metros de altura, ya que desde ella se puede ver toda la ciudad y, habiéndola vista previamente desde abajo, os será mucho más fácil identificar cada edificio. Además, por suerte, no se puede construir ningún edificio más alto que esta torre, que es, por cierto, lo único que queda en pie de la antigua iglesia St Martin's Church.
En verano (hasta octubre) abre de 10 a 17:30 mientras que en invierno lo hace hasta las 15:30

Más alternativas

Si os habéis quedado con más ganas de colegios, otro muy famoso aparte de los tres que hemos comentado anteriormente es el Magdalen College, fundado en 1448 y por el que pasó el escritor irlandés Oscar Wilde.

Siendo una ciudad que gira en torno a la universidad, pensamos que tenía sentido visitar la propia Universidad de Oxford. Se encuentra un poco alejada del centro y no tiene nada especial estéticamente más que los edificios de las diversas facultades. Lo más importante es la historia que representa. Nada más y nada menos que 26 primeros ministros británicos estudiaron allí, de los cuales seguramente nos suenen los más recientes Margaret Thatcher, Tony Blair , David Cameron y Theresa May.

Otros famosos que pasaron por sus aulas fueron el ex presidente de EEUU Bill Clinton, el físico Stephen Hawking –de hecho nació aquí en Oxford–, el escritor de El Señor de los Anillos J. R. R. Tolkien –que fue también profesor de la universidad– o los célebres escritores Oscar Wilde y T. S. Eliot. También pasaron un tiempo aquí, aunque sin llegar a hacer ningún tipo de grado completo, científicos de la talla de Albert Einstein y Erwin Schrödinger.

El Jardín Botánico de la Universidad de Oxford (University of Oxford Botanic Garden), también se puede visitar, y es el más antiguo del Reino Unido, creado en 1621.

Museo Ashmolean, es el museo más famoso de la ciudad y el más antiguo del Reino Unido, dedicado al arte y a la arqueología.

Por último, en el lado oeste de la ciudad se puede visitar el Oxford Castle, una fortaleza normanda construida en 1071.


¿Dónde dejar la maleta en Oxford?

También puede suceder que vayáis de paso por Oxford y busquéis unas consignas o taquillas donde dejar las maletas mientras veis la ciudad. En este caso, nada más salir de la estación, en la calle Hythe Bridge 2A, se encuentra Oxford Backpackers, en la que se puede dejar la maleta por 2 libras. El problema es que sobre todo en verano suelen estar llenos y cuelgan el cartel de que ya no aceptan más maletas, que es justo lo que nos pasó a nosotros. Por suerte, más arriba en la misma calle nos las guardaron gratis en el Eurohotel a modo de favor, ya que no tienen un servicio de almacenaje de maletas por así decirlo. Fiarse ya es cosa de cada uno, pues no dan ticket ni recibo ni nada, ya que no estás pagando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario