Lübeck

Perteneciente a la liga de Ciudades Hanseáticas, Lübeck Lubeca en español es una de las poblaciones más importantes de la costa alemana. Sus más de 200.000 habitantes la convierten en la segunda ciudad más poblada de Schleswig-Holstein, después de la capital del estado, Kiel. Se puede llegar a Lübeck fácilmente desde Hamburgo o Kiel, con un tren regional.

Conocida como la “Puerta hacia el norte” o la “Reina de la Hansa”, Lübeck tuvo un importante poderío durante la Edad Media como puerto comercial. Su puerto es, hoy en día, el más grande del mar báltico y tiene una gran importancia dentro del mercado portuario del norte.

Al igual que otras ciudades como Lüneburg, el casco histórico medieval de Lübeck conserva aún muchas de sus edificaciones, entre las que encontraremos edificios de ladrillo estilo gótico báltico y sus características siete iglesias con siete torres elevándose sobre la silueta de la ciudad. Por ello, el centro de Lübeck y sus principales monumentos, fueron declarados Patrimonio Histórico de la Unesco en 1987.

Una vez llegamos a Lübeck, basta con andar un poco desde la estación central para situarnos en el centro de la ciudad. Lo primero que llamará nuestra atención, una vez pasado el Puppenbrücke cruzando el río, es una construcción de dos torres redondeadas de ladrillo rojo con cubiertas cónicas: se trata de una de las dos únicas puertas conservadas en la actualidad que cerraban la muralla de Lübeck en la Edad Media. En este caso, hablamos de la Puerta de Holsten (Holstentor), que ha pasado a ser el símbolo de la ciudad, dando la bienvenida a sus visitantes. Data del siglo XIV y ha sido restaurada varias veces a lo largo de la historia. Hoy en día es un museo de la historia de la ciudad, al que se puede acceder pagando 6€, aunque lo que más merece la pena es la vista desde los jardines que la preceden, sobre todo a media tarde, cuando está iluminada.

lubeck alemania fotos holstentor


Tras la puerta de Holsten se encuentra el centro de la ciudad, pasando el río Trave. El casco de Lübeck se extiende a lo largo de una isla de forma almendrada, comunicada con el resto de la ciudad mediante puentes. Lo mejor para descubrirla es, simplemente, perderse por sus calles estrechas.

Si seguimos la misma calle del puente tras la puerta de Holsten, Holstenstraße, llegaremos a la Plaza del Mercado (Marktplatz). A mano izquierda, encontraremos el Ayuntamiento (Lübecker Rathaus), uno de los más bellos de Alemania. Este edificio, cuya construcción comenzó en el siglo XIII, consta de varias partes de diferentes épocas y estilos, y es fácilmente reconocible gracias a la hilera de arcos de la planta baja. Se encuentra en un excelente estado de conservación y puede visitarse su interior.

lubeck alemania ayuntamiento

Detrás del ayuntamiento, a mano izquierda, se alza la igleisia de Santa María (Marienkirche), del siglo XIV, la iglesia más antigua de la ciudad, junto con la catedral. Muchas iglesias posteriores de las regiones bálticas siguen el modelo de ésta.

Saliendo de la plaza por el lado izquierdo, encontraremos enseguida la iglesia de St. Petri, reconstruida tras la Segunda guerra Mundial. Si seguimos dirigiéndonos en esta dirección, hacia el sur, veremos alzarse la Catedral de Lübeck, en el extremo sur del casco histórico, a unos 10 minutos andando. Se trata de uno de los edificios más antiguos de Lübeck; una basílica de tres naves del periodo Romántico. En esa zona se extienden una serie de lagos y parques por los que pasear y relajarse.

En la parte norte de la ciudad encontraremos edificios destacables por su belleza e importancia, tales como la iglesia de Sankt Jakobi, y el hospital del Santo Espíritu (Heiligen-Geist-Hospital), el más antiguo de toda Europa. Y, cerrando el extremo norte de la isla central de Lübeck, se encuentra la segunda puerta conservada de la muralla, la Burgtor, del siglo XV y estilo gótico.


Otras alternativas

Uno de los encantos de Lübeck reside en los patios y callejones de la ciudad vieja, de la época medieval. Basta con fijarse en las entradas a estos oasis de tranquilidad entre las casas de algunas calles.

Lübeck es conocida en Alemania, sobre todo, por su mazapán, que podremos encontrar de diferentes sabores y formas. En la parte este de la plaza del mercado, pasando los arcos del ayuntamiento, en la calle Breite straße 89, encontraremos la famosa tienda Niederegger, perteneciente a uno de los principales fabricantes de mazapán de la ciudad. Merece la pena entrar, aunque sólo sea para ver la gran variedad de productos hechos utilizando este dulce. Esta marca se comercia en toda Alemania, así que seguro que si habéis viajado mucho por el país o vivís allí, habréis oído hablar de ella o la habréis visto en las tiendas.

lubeck Niederegger marizpan




No hay comentarios:

Publicar un comentario