Ljubljana

Ljubljana es una ciudad que nos sorprendió bastante. Puede pasar desapercibida pero es realmente bonita, tiene un gran ambiente y resulta muy agradable de pasear gracias al río Ljubljanica que atraviesa la ciudad y sus múltiples puentes. Es posible que si vais en otra época del año que no sea verano (como fuimos nosotros) no tenga tanto ambiente pero seguirá mereciendo igualmente visitarla al menos un día.

Ljubljana, como todos sabrán, es la capital de Eslovenia y ciudad más grande del país. Tiene una población de 272.000 habitantes. Como en casi todas las ciudades, lo más destacable de ella es su casco antiguo y su castillo, tal y como os comentaremos a continuación.

¿Qué ver en Ljubljana?

En caso de que lleguemos en autobús o tren, llegaremos a la estación de autobuses de Ljubljana (Avtobusna postaja Ljubljana). Para ir al centro, tan solo hay que coger la calle Miklošičeva cesta hacia abajo hasta que lleguemos a la Plaza Prešeren, alma de la ciudad. Este camino, que tan solo nos llevará unos 15 minutos, nos permitirá ver interesantes edificios, algunos con fachadas de Art Noueveau del siglo XX.

ljubljana que ver art nuveau

Plaza Prešeren (Presernov trg)

Como habíamos dicho, llegamos en primer lugar a esta plaza. La Plaza Prešeren es la más popular de la ciudad y lleva el nombre del poeta esloveno France Prešeren, el cual posee su propia estatua en el medio de la misma.

En ella encontramos primeramente lIglesia Franciscana de la Anunciación (Frančiškanska cerkev), templo franciscano construido en 1669. Como curiosidad, el altar es obra del arquitecto Francesco Robba que comentábamos anteriormente.

En esta misma plaza está otros de los símbolos de Ljubljana, el Triple Puente (Tromostovje) que cruza el río Ljubljanica y donde también está la oficina de turismo. Este puente es obra de Jože Plečnik, del cual ya hemos hablado antes y que firmó varios de los monumentos más característicos de la ciudad.

ljubljana triple bridge
Triple puente con la Iglesia Franciscana de fondo

Ahora nos vamos a desviar un poco en dirección a la Catedral católica de San Nicolás (Stolnica sv. Nikolaja) que destaca por sus dos torres y su gran cúpula verde.

Frente a la Catedral, se puede ver el Mercado Central de Ljubljana (Osrednja ljubljanska tržnica), obra del arquitecto esloveno Jože Plečnik en la década de 1930. La mejor vista se aprecia desde el río o desde el otro lado del río, ya que se puede ver el edificio al completo, el cual se extiende hasta casi el Triple Puente.


En esa misma zona se encuentra el Ayuntamiento (Mestna hiša), el cual fue construido en el siglo XV aunque el aspecto actual lo adquirió en el siglo XVIII. Dentro de él se halla una fuente y una estatua de Hércules del siglo XVII.

Frente al ayuntamiento, es indispensable ver la Fuente Robba, escultura barroca obra del arquitecto y escultor veneciano Francesco Robba. Creada en 1951, la fuente también se le conoce como la Fuente de los tres ríos eslovenos. En la parte superior, por encima de las esculturas de los tres hombres, se encuentra un obelisco.


ljubljana que ver

Siguiendo el camino del río hacia el norte, llegamos al conocido Puente de los Dragones (Zmajski most), que debe su nombre a los 4 dragones ubicados a sus lados. Fue construido en 1901 sustituyendo al antiguo “Puente de los Carniceros”, víctima de un terremoto. El dragón es un icono de la ciudad. Esto es debido a una leyenda que cuenta que el héroe mitológico Jasón mató a un dragón y salvó a una virgen que estaba custodiada por el ser mitológico.


ljubljana dragon

Para el final nos dejamos una de las atracciones principales de Ljubljana, el Castillo medieval (Ljubljanski grad). Lo bueno de Ljubljana es que al ser una ciudad relativamente pequeña, esta todo bastante cerca. Por tanto, a diferencia en otros castillos, a este se accede desde el centro de la ciudad y no hay más que 15-20 minutos de subida, lo cual se agradece. Puede visitarse siempre que se quiera ya sea para obtener unas vistas sin igual de la ciudad o como para tomar algo en sus bares.

Desde el Puente de los Dragones donde nos habíamos quedado, basta con coger la calle Kopitarjeva ulica y girar la primera calle a la derecha en Vodnikov trg. A menos de 100 metros sale la calle Študentovska ulica que nos permite subir al castillo.

Al parecer existieron fortalezas en la colina sobre la que hoy se asienta el castillo desde siglos antes de Cristo. A lo largo de los años, varias familias reales han habitado este lugar, entre las que destacan los Spannheim y los Habsburgo de Austria.

ljubljana castle
Vistas desde el Castillo de la Plaza Prešeren 

Si hemos venido en transporte público, de camino a la estación de autobuses, es recomendable hacer una parada en AKC Metelkova mesto. En la calle Metelkova Ulica y ocupando el lugar de un antiguo cuartel del ejército, se erige este centro cultural alternativo. Fue fundado en 1990 con movimientos pacíficos y antiviolencia y desde 1995 se ha movido de forma autónoma. Por todo ello, tiene un aspecto similar a Christania, en Copenhague.

Más alternativas

Parque Tívoli. Si se tiene tiempo puede ser muy agradable dar un paseo por el parque más grande de la ciudad, ya que cuenta con cerca de 5 kilómetros cuadrados con muchas zonas verdes.

La Universidad de Ljubljana (Univerza v Ljubljani), fundada en 1919. Fue la única universidad nacional hasta 1975, fecha en la que se fundó la Universidad de Maribor (segunda ciudad más grande de Eslovenia).



No hay comentarios:

Publicar un comentario