Köln

A orillas del río Rin y presidida por una impresionante catedral gótica, se encuentra la ciudad de Colonia, una de las más grandes de Alemania.

Colonia (en alemán Köln) es la ciudad más poblada del Land alemán Nordrhein-Westfalen, a pesar de no ser su capital, ya que este título lo ostenta Düsseldorf. Se sitúa al oeste del país, a ambos lados del río Rin y a unos 80 km de la frontera con Bélgica y Holanda.

Durante la antigüedad, Colonia gozó de una gran importancia dentro del imperio romano, fruto de lo cual la ciudad aún conserva una destacada herencia arqueológica de la época. Su situación estratégica en el centro de Europa hizo que durante los siglos posteriores la ciudad fuera un importante núcleo comercial y de paso.

Pero la historia de Colonia llega a su momento más trágico durante la Segunda Guerra Mundial cuando, al igual que en muchas otras ciudades alemanas, un bombardeo aliado cae sobre su territorio. Más de tres cuartas partes de la ciudad fueron derruidas y reducidas a escombros y 20.000 perdieron la vida, quedándose otras 50.000 sin hogar. El único edificio que quedó en pie fue la Catedral de Colonia, convertida hoy en día en símbolo de la ciudad.

colonia alemania catedral

La Catedral de Colonia no es sólo el edificio más célebre de la ciudad, sino también el monumento más visitado de todo el país. La catedral que vemos hoy en día tardó unos seis siglos en ser acabada, desde el XIII hasta finales del XIX, ya que las obras de construcción quedaron paralizadas durante mucho tiempo. Con sus dos torres de 157 metros de altura, esta catedral gótica fue en su día el edificio más alto del mundo, y hoy en día es la catedral católica romana más alta. Asimismo, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1996.

La Catedral alberga en su interior el Relicario de los Tres Reyes Magos, donde se dice que se encuentran los restos mortales de los famosos reyes de Oriente. El edificio puede visitarse de forma gratuita y se puede subir a una de sus torres pagando 4€, pudiendo ver sus famosas y enormes campanas. Tienen un sonido tan potente, que los domingos se facilita protección auditiva a los visitantes de la torre.

Este impresionante monumento es, sin duda, el punto fuerte de Colonia y merece la pena tanto ver su interior como admirar su fachada principal desde la plaza que se encuentra frente a esta. Desgraciadamente, han construido varios edificios muy cercanos al resto de fachadas por lo que es un poco difícil contemplar bien la catedral en ciertas partes. Aún así, sus dos torres pueden verse desde cualquier punto de la ciudad y las protagonistas del skyline de Colonia.

La Catedral se sitúa en pleno centro de la ciudad, en la orilla occidental del Rin, junto a la estación central de trenes (Breslauer Platz/Hbf) y el puente Hohenzollernbrücke.

Como decíamos antes, exceptuando la Catedral, el centro de Colonia quedo prácticamente destruido durante la guerra. Fue reconstruido en las décadas posteriores siguiendo los cánones urbanos medievales. Por ello, hoy en día la ciudad es como un “popurrí” de edificios nuevos, antiguos conservados y algunos reconstruidos.

Colonia se divide en 9 distritos, aunque nosotros sólo recorreremos el más céntrico, Innestadt, la ciudad vieja. La ciudad es conocida en Alemania por su buen ambiente, sus fiestas (entre las que destaca el Carnaval) y por tener el mayor número de bares per cápita del país.


Qué ver en Colonia

Colonia es la ciudad con mayor densidad de iglesias al norte de los Alpes. Además de su catedral, posee otras 250 construcciones religiosas. Entre ellas, destacan las Doce iglesias románicas, doce fascinantes ejemplos de arquitectura eclesiástica medieval que se encuentran repartidos en el Innestadt de Colonia y cuya reconstrucción finalizó en los años 80.

En este grupo podríamos destacar la iglesia del Gran San Martin (Groß Sankt Martin), situada en la orilla del río, al sur de la catedral; también la iglesia de San Gereon (Basilika Sankt Gereon), al oeste de la estación central, cuyo inusual y hermoso interior merece una visita; o la iglesia de San Pantaleon, que se encuentra al suroeste del centro, un poco más alejada.

Si andamos hacia el sur desde la catedral, paralelos al río, nos situaremos pronto en la plaza del Ayuntamiento de Colonia (Das Historische Kölner Rathaus). Construido en el siglo XII, se trata del ayuntamiento más antiguo de todo el país. En el mismo edificio, encontraremos restos de diferentes estilos arquitectónicos, destacando su loggia renacentista y su torre gótica, ambos añadidos en el siglo XV.

Continuamos dirección sur para encontrarnos con otro interesante edificio, el Gürzenich, sala de celebraciones construida en estilo gótico en el siglo XV y reconstruida tras haber sido destruida en la Segunda Guerra Mundial.

Otra plaza importante de Colonia, además de la del Ayuntamiento, es la Heumarkt platz, donde suelen colocar mercadillos, especialmente en Navidad (Weihnachtsmarkt). Durante el Carnaval de Colonia, celebrado anualmente, esta plaza tiene un gran ambiente. Desde esta plaza podemos dirigirnos hacia la orilla del río, donde se extiende una amplia ladera verde en la que la gente suele sentarse a contemplar las hermosas vistas de la otra orilla y el Rin, o para tomar algo. Es una zona muy animada, especialmente en las noches de verano, rodeada de restaurantes, bares y terrazas. Esta zona se desarrolla entre el puente Deutzer Brücke y el Hohenzollerbrücke, el puente ferroviario más transitado del país.


Otras alternativas

En el skyline de la ciudad, además de la impresionante catedral, destacan algunos rascacielos. Se puede subir a algunos de ellos para apreciar las vistas de la ciudad desde arriba, como por ejemplo al restaurante de la Köln Turm (Torre de Colonia) o al Köln Triangle, que ofrece una impresionante panorámica de la ciudad a 103 metros de altura, pagando una entrada de 3 € aprox.

Si quieres pasar una tarde de tiendas en una zona animada, te recomendamos Schildergaße, una calle comercial, según dicen, la más transitada de Europa. También destaca la Hohe Straße con sus tiendas de ropa y regalos.

En cuanto a zonas verdes, cerca del Rin encontramos el Jardín Botánico Flora, de principios del siglo XIX. El Rheinpark es otra alternativa considerable, y contiene el primer teleférico sobre un río de Europa. Ofrece unas hermosas vistas de la ciudad y el Rin.


MUSEOS

Nosotros recomendamos algunos de ellos:

  • Museo Romano-Germánico (Roemisch-germanisches Museum): Situado junto a la catedral, es uno de los más importantes de la ciudad. Precio adulto: 9€/Reducido: 5€.

  • EL-DE-Haus: Edificio usado por la Gestapo durante el Reich. Contiene una antigua prisión y un museo sobre el gobierno de Hitler y la Segunda Guerra Mundial. Precio adulto: 4,50€/Reducido: 2€.

  • Museo del perfume (Duftmuseum im Farina Haus): El lugar donde nació hace más de 300 años el “Agua de colonia” (Eau de Cologne) se encuentra, cómo no, en la ciudad de Colonia. Se trata de un edificio de interiores rococó que explica la historia de este perfume. 


CARNAVAL

Además de por albergar su impresionante Catedral, la ciudad de Colonia es célebre en Alemania y en Europa por su Carnaval (Kölner Karneval), uno de los festivales callejeros más importantes del continente. Cada año miles de personas se dan cita allí para disfrutar de la música típica alemana en la calle, los chiringuitos y puestos de bebidas y el colorido ambiente caracterizado por disfraces divertidos y originales (allí se demuestra que los alemanes no son tan serios como puedan parecer).

La semana estrella del carnaval se celebra cada año durante la segunda mitad de febrero, terminando con el miércoles de ceniza. El día más destacado es el de Rosenmontag (Lunes de rosas), donde hermosas cabalgatas desfilan por las calles y se tiran dulces y flores al público.

Es una fiesta muy divertida y con mucho ambiente. Si podéis hacer coincidir vuestra visita a Colonia con esta popular fiesta, sin duda lo pasaréis en grande. Aprovechad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario