Hannover

Hannover, con poco más del medio millón de habitantes, es la capital del Land Niedersachsen (Baja Sajonia).


Hannover es una perfecta opción para hacer una excursión desde Hamburgo (a 2 horas en bus) o desde Berlín (a 3 horas en bus) ya que es una ciudad grande con suficientes cosas para ver en un día, si bien es cierto que no brilla tanto como sus vecinas Hamburgo o Bremen.

Enfrente de la estación central de trenes (Hauptbahnhof) se encuentra la oficina de turismo donde puedes conseguir un mapa de la ciudad para ver lo más importante.
Lo bueno que tiene Hannover es la llamada “Línea Roja” 
Roter Faden en alemán, trazada en medio de la calzada a lo largo de la ciudad, pasando por las principales atracciones turísticas.

Como muchas otras ciudades alemanas, Hannover quedó destrozada tras la Segunda Guerra Mundial, por eso no vamos a encontrar muchos monumentos importantes. El bombardeo de Hannover tuvo lugar en 1943 tras ataques aéreos británicos y estadounidenses, con un total de 125 ataques y más de 6000 víctimas.

¿Qué ver en Hannover?

Por tanto, lo que vamos a hacer es seguir la Línea Roja que parte de la oficina de turismo que se encuentra frente a la estación central (Hauptbahnhof). 

La primera atracción importante que nos encontraremos será la Ópera de Hannover (Opernhaus), terminada en 1852. Fue reconstruida en 1950 tras ser completamente destrozada durante la guerra.


Dejando atrás la ópera, llegaremos a las ruinas de Aegidienkirche. Son los restos de la iglesia de San Gil (siglo XIV), la cual fue bombardeada en 1943 y se decidió por no reconstruirla.

hannover qué ver Aegidienkirche

A continuación llegamos al principal icono de Hannover, el ayuntamiento nuevo (Neues Rathaus), construido en 1913. El edificio es asombroso y está rodeado además de jardines y un lago.
Dentro de él hay cuatro maquetas de Hannover en distintas épocas, lo que te da una visión de cómo ha evolucionado la ciudad y cómo quedó tras la Segunda Guerra Mundial.

hannover nuevo ayuntamiento

Seguiremos nuestro camino para ver las Nanas de Niki de Saint Phalle (1974), unas sugerentes esculturas coloridas de gran tamaño de la artista francesa Niki de Saint Phalle. Su intención era representar la feminidad y maternidad de la mujer. Estas nanas también se pueden encontrar en el museo Guggenheim de Bilbao.

nanas hannover niki de saint phalle

Terminando la ruta, una de las últimas paradas es el ayuntamiento viejo (Altes Rathaus), que data de 1410 aunque fue reconstruido y remodelado varias veces más. Está ubicado en la Marktplatz (plaza del mercado).


hannover ayuntamiento viejo

En esa misma plaza, veremos también la "iglesia del Mercado" (por estar ubicada en la plaza del mercado), Marktkirche St. Georgii et Jacobi. Esta iglesia luterana data del siglo XIV y tiene una altura de 97 metros en su punto más alto, la torre.

El tour de la Línea Roja finaliza de nuevo en Hauptbahnhof. Nosotros hemos destacado las cosas más importantes de la ciudad, si bien es cierto que la Línea Roja pasa por otras atracciones como museos varios y alguna iglesia de menor relevancia.

Una última parada totalmente recomendable es los jardines de Herrenhäuser (Herrenhäuser Gärten), unos jardines barrocos kilométricos espectaculares. Al estar más alejados del centro de la ciudad, no forman parte del recorrido de la línea roja. Está formada por dos jardines principales Großer Garten (Gran Jardín), Berggarten (en él se encuentra el jardín botánico) y dos más pequeños de estilo inglés (Georgengarten y Welfengarten). Evidentemente son de pago. Se puede llegar fácilmente en U-Bahn hasta la estación Herrenhäuser Gärten.

Más alternativas

En el lago Maschsee, lago artificial de 78 hectáreas en Hannover, tiene lugar la Maschseefest (fiesta del lago Maschsee). Este festival, de aproximadamente tres semanas de duración, se celebra cada verano en los paseos marítimos de todo el lago. Se celebran actividades de todo tipo: conciertos, bailes, disfraces, puestos de gastronomía…

Si te gusta el fútbol, puede ir a visitar el estadio del equipo local (HDI Arena), el Hannover 96, si bien está rodeado de árboles y no tiene buenas vistas. Lo único positivo es que está al lado de Lago Maschsee, así que se puede ver medio de paso.

El Primark. No hay más que decir. Esta cadena de ropa tiene un gran tirón en Alemania y verás mucha gente con 2 ó 3 bolsas en cada mano del Primark. Dado que en Hamburgo no hay, hay mucha gente del norte de Alemania y alrededores que viajan a Hannover únicamente a comprar aquí.

Aquí murió Gottfried Wilhelm Leibniz, filósofo matemático (entre otros) alemán, famoso por inventar el sistema binario. Una escultura cerca de la Ópera recuerda este acontecimiento.

Excursiones

Si vas a hacer una visita a Hannover, lo más recomendable es que dediques un par de días más a ver algún pueblo de alrededor ya que hacer un viaje únicamente a Hannover puede saber a poco y una escapada a alguno de los pueblos cercanos es un perfecto complemento. Nosotros fuimos a Celle, Hameln, Goslar y Hildesheim.

Lo mejor para visitar estos pueblos es comprar el Niedersachsen Ticket que te permite viajar por todo el Land (incluso llega a Hamburgo y a algún lugar cercano más) durante un día haciendo uso de trenes regionales. El precio varía en función del número de pasajeros, siendo 23€ para uno y 4€ más por cada viajero que se añada.

2 comentarios:

  1. Muy buen artículo sobre la ciudad! Aquí os dejamos más información sobre la línea roja de Hannover:
    http://azucarundkalt.com/2015/04/25/el-hilo-rojo-de-hannover/
    Gracias y pasaros por nuestro blog para conocer más curiosidades sobre esta ciudad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por vuestro comentario

      Sin duda sois mucho más expertos en Hannover, la próxima vez que volvamos por allí nos pasaremos por vuestro blog!

      Un saludo

      Eliminar